Cojín ojo abierto

$99.500

Decimos que tenemos cojines decorativos para niños, pero este cojín de ojo abierto también puede tener un lugar en cualquier espacio de tu casa.

 

Medidas: 40 x 50 cm

Composición: 100% Algodón. Bordado

Tiempo de entrega: 2 a 5 días hábiles

SKU: CB03.

Categoría: .

Volver a la tienda
Descripción
  • Cojines decorativos

    No estamos seguros si lo sabes, por eso aquí te lo contamos. Nuestros cojines son mucho más que sólo cojines decorativos. Detrás de ellos siempre hay un sentido. Hay una razón y un mensaje que buscamos comunicar. Y este cojín de ojo abierto no iba a ser la excepción. Así que aquí va la explicación.

    Este cojín es una especie de amuleto. Está inspirado en el ojo turco, esa gotica plana donde se encuentra la forma de un ojo y al cual se le atribuyen fuerzas protectoras. Y es que cuando tenemos chiquitos en la casa, todo tiene una etiqueta de protección. O sino que lo digan las mamás.

    Hemos asignado entonces una súper misión a estos cojines decorativos, y ellos han decidido aceptarla. Mientras los más peques de la casa duermen, ellos cuidan y protegen a los chiquitos. Vigilan cualquier bandido que entra al cuarto y observan a todos los que entran y merodean la casa.

    Cuidados

    Todos nuestros cojines decorativos están fabricados en telas 100% algodón. Telas suaves y de fácil cuidado para dejarte disfrutar de los mejores momentos de ser mamá. Por esta razón hemos hecho del cuidado de este cojín una tarea muy simple. Sólo tienes que sacar el relleno y lavar la funda. Puedes hacerlo a mano o en máquina. Si decides hacerlo en lavadora, asegúrate de quitar todos los objetos que puedan enredarse y dañar el bordado. Evita usar detergentes con blanqueador o blanqueadores. Y pon gran atención en no mezclar esta funda con otras telas oscuras que puedan desteñir. Lávala siempre con colores claros y en un ciclo de lavado corto para cuidarla y prolongar su vida. Te recomendamos usar bolsa para el lavado de prendas delicadas. Y si vas a plancharla hazlo por el revés y a temperatura baja. Esto evita que puedas quemar los hilos.