Cojín gato

$68.000

Cojín decorativo, peluche, muñeco o como quieras llamarlo. Este gato es el complemento ideal para decorar el cuarto de los más chiquitos o porqué no, para convertirse en el amigo inseparable de los chiquitos.

 

Medidas: 10 x 30 cm

Composición: 100% Algodón. Bordado

Tiempo de entrega: 2 a 5 días hábiles

SKU: PB02.

Categoría: .

Volver a la tienda
Descripción
  • Muñeco para niños

    Algunos lo llaman peluche, otros muñeco. Para nosotros es un gato un poco malacarón, pero para otros un indio con personalidad. Sea como sea él sabe que tiene su encanto y por eso pocos pueden resistirse a llevárselo para el cuarto de los más pequeños.

    Para los que no lo conocen aquí se los presentamos: Él es un gato aventurero y observador. Es malacarón, pero sólo su cara, porque en el fondo, bueno, no tan fondo, es el gatito más encantador. Tan encantador que se convierte en el muñeco preferido de los más chiquitos. Para muchos es su amigo inseparable, el portador de confianza y seguridad. Y cómo no si es que el sabe tanto como nosotros que los chiquitines necesitan un muñeco, un peluche y una compañía cuando están empezando a crecer.

    Cuando los chiquis van creciendo, se van haciendo conscientes de que su madre y él son dos personas independientes. Eso genera en ellos una angustia y temor que con frecuencia son superados con un objeto transicional. Un muñeco de peluche que los acompaña en ese cambio y les proporciona confianza y seguridad.

    Tú sólo asegúrate de tenerlo cerca a tu peque que nosotros te aseguramos, o bueno nosotros no, aquí el señor gato, que le recordará tu cariño, le dará tranquilidad y le inspirará, aunque no lo creas, la ternura más grande del mundo.

    Cuidados

    Cada uno de los integrantes de nuestro batallón de muñecos está hecho en telas 100% algodón. Puedes lavarlo a mano o en máquina. No lo dejes en remojo. La recomendación que te hacemos es que no debes meterlo en la lavadora con objetos que puedan enredarse en el bordado y dañarlo. No uses detergentes con blanqueador, ni blanqueadores. Lávalo en un ciclo corto. Y una vez lo saques de la lavadora dale pellizcos para acomodar de nuevo su relleno. Déjalo secar a la sombra y listo!