Tapete Tigre

$225.000

Este tapete de tigre bordado está esperando para decorar el cuarto de los niños o para ser su compañía en sus horas de juego. Con esa cara, ¿Quién puede resistirse?

 

Medidas: 73 x 116 cm

Composición: 100% Algodón. Bordado

Tiempo de entrega: 2 a 5 días hábiles

SKU: TB01.

Categoría: .

Volver a la tienda
Descripción
  • Tapete para bebés

    Amamos los espacios que hablan, esos que tienen una personalidad propia y cada objeto es escogido con detalle. Y estamos convencidos que este tapete para bebés con cara de tigre si que pone su mejor cara y da vida a cualquier espacio.

    Detrás de él hay más historia de la que imaginas. Él es nuestro forma de personificar esos tapetes de animales reales, de re-inventarlos porque amamos los animales tanto como los niños. Él es nuestro medio para transmitirle a los más chiquitos ese amor y ese respeto con el que deben crecer. Respeto por todo aquello que los rodea, personas, animales, lugares.

    Este tapete para bebés puede tener muchas caras. Bueno en realidad sólo es una, pero nos gusta pensar que muchas porque tiene muchos usos. Puede ser el tapete más coqueto del cuarto, o el lugar de juegos mas acogedor. Podría llegar a ser como una especie de disfraz o hasta el escondite de los más chiquitos. Puedes usarlo en el suelo, en la cama, en una cuna o en un sofá. Te aseguramos que él puede ser el más conchudo y encontrar espacio en cualquier lugar de tu casa.

    Este tigre coqueto, además de que puedes usarlo como quieras tiene otro secretito bien guardado. Es bordado porque nos encantan las texturas tanto o más que a los bebés. Sabemos la importancia que tiene esa mezcla de materiales para que ellos exploren y se desarrollen.

    Cuidados

    Como todos nuestros productos este tapete está fabricado en telas 100% algodón y su cuidado es simple. Puedes lavarlo en máquina, pero asegúrate de no mezclarlo con prendas que puedan enredarse en el bordado. Si tienes bolsa para el lavado de ropa delicada ¡Genial!. Te recomendamos que lo laves en el ciclo más corto y evites blanqueadores. No lo mezcles con ropa de color que pueda desteñir. Y si se te ocurre plancharlo, hazlo a baja temperatura, a él le gusta el calorcito pero no te excedas que puedes quemar sus pelitos.